De forma precautoria ante el aumento de temperaturas a lo largo del mes de julio, con abundantes controles en muchos puntos distribuidos por toda la ciudad

El Municipio de Alcobendas ha reforzado de forma precautoria este verano el servicio de control de roedores ante el aumento de temperaturas a lo largo del mes de julio.

Este servicio lo presta Naturalia desde noviembre de dos mil diecisiete, empresa que se encarga de las labores de desratización en internet general del alcantarillado y del control de una posible incidencia en el exterior de la red.

La concesionaria del servicio efectúa controles periódicos en decenas y decenas de puntos fijos distribuidos por toda la urbe como cruces esenciales de acometidas y espacios críticos o bien frágiles, desde los que se puede advertir cualquier posible foco.

En las últimas semanas el Municipio ha registrado un pequeño incremento de los avisos de los vecinos, en especial en ciertas zonas verdes. Estas alarmas acostumbran a generarse con más sencillez en verano puesto que con el calor los vecinos aprovechan para gozar más tiempo en la calle, en especial en parques y jardines, aun a altas horas, cuando ciertos roedores salen en pos de comida en el ambiente de los contenedores de basura.

El control de estos animales se efectúa a través de la colocación de un cebo en los puntos de control. Este cebo contiene un rodenticida de acción diferida que incluye asimismo algún producto atrayente para ellos como cereales parafinados.

Desde el Municipio de Alcobendas se solicita a los vecinos su cooperación a fin de que estas actuaciones sean eficaces, siendo imprescindible:

Depositar los restos en una bolsa cerrada y en el horario indicado en el contenedor de basura (desde las veintiuno horas en los distritos Centro y Norte).
No dejar restos de comestibles en papeleras.
No lanzar desperdicios al suelo ni en los jardines o bien parques.
No nutrir a animales sin dueño como gatos, palomas o bien patos.