El Consejo General de la Empresa Municipal de Residencia de Alcobendas (Emvialsa) aprobó el día de ayer, veinte de noviembre, la reducción en término de IBI que van a pagar los inquilinos de las residencias gestionadas por esta entidad. La medida fue aprobada por mayoría absoluta y con la abstención del PP. Desde el 1 de enero de dos mil veinte, todas y cada una de las residencias de EMVIALSA disfrutarán de un descuento que en este primer año se ubica en el quince por ciento , incrementándose hasta un sesenta por ciento de descuento en dos mil veintitres, tal como se comprometió el gobierno de Partido Socialista Obrero Español-Ciudadanos en el pacto de investidura.

Las residencias perjudicadas son: ciento treinta y seis en la calle Carlos Muñoz Ruiz; ciento cuarenta y uno en la calle Miguel de Cervantes; setenta y siete en la calle Navarra; cuarenta y tres residencias rehabilitadas y asimismo los treinta alojamientos dotacionales en C/ Teresa de la ciudad de Calcula últimamente sorteadas.

Según ha manifestado el vicealcalde de Alcobendas y presidente de EMVIALSA, Miguel Ángel Arranz (Ciudadanos), “lograremos que Alcobendas sea la urbe con menor presión fiscal de la Comunidad de la capital de España. Este es un paso más en el cumplimiento de nuestro objetivo de rebajar impuestos a las familias y las clases medias” ha señalado, recodando que el IBI del resto de residencias de la urbe se halla en el mínimo legal.

Emvialsa va a ir asumiendo un año tras otro un mayor porcentaje del gasto de este impuesto, beneficiándose los presentes y futuros inquilinos. La reducción aprobada se hará poco a poco, siendo el descuento sobre el gasto repercutido por este término el próximo de un quince por ciento en dos mil veinte (unos cuarenta y cinco euros al año); treinta por ciento en dos mil veintiuno (noventa y cinco€); cuarenta y cinco por ciento en dos mil veintidos, (ciento treinta y cinco€); y sesenta por ciento en dos mil veintitres (ciento ochenta€). Arranz ha señalado que “de esta forma y merced al esmero de este Municipio, cada familia dispondrá de cuatrocientos cuarenta euros más para gastar a lo largo de los próximos cuatro años”.