COMIENZA UNA NUEVA CAMPAÑA DE CONTROL SANITARIO DE LAS FUENTES PÚBLICAS
Los técnicos del laboratorio municipal examinarán las aguas para asegurar que cumplen la normativa de salubridad

Con la llegada del calor, aumenta también la necesidad de hidratarse y, por ende, de usar las fuentes públicas. Por ese motivo, y como ocurre con regularidad, estos días, el Ayuntamiento, desde el departamento de Medio Ambiente y el Laboratorio Municipal, está efectuando una nueva campaña de control de dichas fuentes. El objetivo principal es asegurar la salubridad, calidad y limpieza de las fuentes y resguardar así la salud de los vecinos.

Sobre las muestras de agua recogidas, los análisis realizados son los que marca la legislación vigente, por la que se establecen “los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano” (R. D. 902/2018).

Los factores analizados en el Laboratorio Municipal son, en primer lugar, de tipo fisicoquímico: fragancia, sabor, color, cloro, turbidez, conductividad, pH y amonio. Pero, además de lo anterior, la analítica incluye la detección de microorganismos indicadores de polución y algunos posibles patógenos.
Todos estos parámetros son analizados cumpliendo un sistema riguroso de aseguramiento de la calidad, que está implantado en el Laboratorio Municipal por su acreditación, según la Norma ISO diecisiete mil veinticinco, por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) y por la Certificación ISO 9001:2015.

En el caso de incumplimiento de los valores normativos, se van a tomar las medidas oportunas para corregir las deficiencias.