En estos últimos meses hemos estado trabajando en toda la periferia de Madrid donde se encuentrán localizados pinos para combatir la procesionaria. Meses después podemos indicar que la campaña de plagas contra este gusano a terminado, hasta el año que viene.

Como bien sabemos, la primavera gusta a todos, hasta a las plagas de insectos. Por tanto, no es de extrañar que aparezcan los bolsones de procesionaria del pino. Normalmente, cuando aparecen es cuando surge la necesidad de eliminarlos, pero ¿es el mejor momento?

¿Cuándo aplicar tratamientos contra la procesionaria del pino?


Los expertos contra las plagas recomienda escoger tratamientos preventivos en contra de los de choque, que se realizan una vez emerge la plaga. El mejor momento para iniciar los métodos preventivos son durante los meses junio y julio. Así se evita que el insecto inice su ciclo biológico y germine a finales de invierno o principios de primavera. En este caso, el tratamiento es inocuo para el resto de flora y fauna, afectando sólo a la procesionaria del pino.

Gracias a empresas en sanidad medioambiental que actuán en recintos públicos y privados, como por ejemplo los expertos en control de plagas Actualia, hemos conseguido anticiparnos a la infección. Sin embargo, si durante junio y julio no se realiza el tratamiento debido, deberá postergarse para septiembre a noviembre, cuando los insecticidas utilizados también actúan selectivamente sobre la plaga, aunque ésta ya ha iniciado la fase de crecimiento.

En el caso de que pasado noviembre no se haya aplicados ningún tipo de tratamiento contra la procesionaria del pino, cuando se suavicen las temperaturas aparecerá la plaga. La oruga urticante descenderá de las copas de los árboles para enterrarse y continuar con el ciclo biológico. Es en este momento cuando más peligro entrama para la salud pública, ya que los pelitos del insecto generan alergias y las mascotas pueden morir asfixiadas si entran en contacto con ellos. Llegado a este momento, sólo cabe realizar tratamientos de choque, que sí afectan negativamente al resto de fauna y flora que entra en contacto con el tratamiento de insectación.

Recuerde, el mejor momento para evitar plagas de procesionaria del pino son los meses de junio y julio.

DEJANOS UN COMENTARIO

Dejanos tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí