Se ha comenzado una ronda de encuentros para conocer de primera mano las prioridades y examinar al lado de los equipos directivos la situación de cada centro escolar.

El Municipio de Alcobendas sigue apoyando la escuela pública de la urbe y trabaja en un Plan de Mejora de los institutos, que contemplará nuevas inversiones y mejoras de mantenimiento.

Con la meta de conocer de primera mano las prioridades y examinar al lado de los equipos directivos la situación de cada centro escolar, el regidor de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera, y la concejal de Educación, Ana Sotos, han comenzado una ronda de encuentros acudiendo a 2 de los centros más veteranos de la urbe, el instituto Federico García Lorca y el Emilio Casado.

El centro García Lorca se edificó hace cuarenta y cuatro años y escolariza a cerca de novecientos pupilos. Su predisposición a diferente altura, entre las calles Marqués de la Valdavia y Camino de la Chopera, plantea numerosas contrariedades de accesibilidad. Pese a que el Municipio ha acometido numerosas actuaciones de mantenimiento (doscientos ochenta y nueve órdenes de trabajo de Seromal en dos mil diecinueve y sesenta en lo que va de año) en este centro urge que la Comunidad de la capital española realice una rehabilitación completa de sus instalaciones.

El regidor de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera, apuesta por la construcción de un nuevo instituto en el terreno actual del García Lorca. “Tiene muchas necesidades de mantenimiento, como otros centros con más de cuarenta años de vida, y precisa de un cambio estructural. Es preciso que se edifique un instituto nuevo en exactamente el mismo terreno. Para esto el Municipio ha elaborado una plan de actuación que precisa de la precisa inversión de la administración competente: la Consejería de Educación de la Comunidad de la capital española, quien debe comprometerse con los inconvenientes estructurales de los centros”, explica Sánchez Acera, que cuenta con el respaldo del Consejo Escolar del centro.

El instituto Emilio Casado es otro centro veterano de la urbe, que este dos mil veinte cumplirá cuarenta y uno años y que escolariza a estudiantado hipoacúsico y de trastorno TEA. “Queremos que la educación en Alcobendas prosiga siendo de máxima calidad y para esto contamos con una comunidad de profesorado inusual. Este centro presenta ciertas deficiencias de mantenimiento de las que hemos tomado nota para remediarlas este próximo verano”, destaca el regidor.

La directiva del centro, Ana Isabel Nieto, estima que por su antigüedad las demandas de mantenimiento son prácticamente continuas. Asimismo incluye en su lista de mejoras la instalación de un juego infantil en el patio de Educación Primaria, el iluminado de la pista deportiva cubierta como dotar al cole de un espacio común para efectuar ciertas actividades culturales y múltiples actuaciones de accesibilidad.

Estos encuentros con los diferentes centros públicos de la urbe proseguirán por la parte del gobierno municipal hasta llenar los catorce institutos de la urbe.