Para chicos y chicas de doce a dieciseis años

La niñez y adolescencia más desfavorecida y sus familias han debido enfrentarse a la pandemia encarando muchos desafíos y obstáculos. Siendo conscientes de esa realidad desde los Servicios Sociales del Municipio se han llevado, y se están haciendo, actuaciones dirigidas a arreglar los daños sensibles y a conseguir que los pequeños, pequeñas y adolescentes puedan expresar sus emociones y a cuidar aspectos que se han visto perjudicados en mayor o bien en menor medida por la situación de confinamiento por las medidas de distanciamiento social.

Proyecto Akuario
En este sentido últimamente se reinició la actividad el Centro de Atención Socioeducativa para la Adolescencia: Proyecto Akuario. Se trata de un programa que se hace desde el Municipio mediante Servicios Sociales y que está dirigido a chicos y chicas de doce a dieciseis años.
Tras un verano atípico en el que los chicos y chicas de Akuario pudieron gozar de actividades al aire libre en los Montes de Toledo, hace algunos días han retomado la actividad con nuevas ideas, proyectos propios y de participación comunitaria que tienen como objetivo asistirles a recobrar la normalidad.

Otros programas
Por otra parte, en el mes de junio se restituyeron las actividades que se venían efectuando desde el Centro de Recursos Socioeducativo Pecera Centro para pequeños y pequeñas de seis y doce años.
Para ello y dando contestación a las medidas sanitarias y de distancia social, se ampliaron los espacios destinados para esta actividad en la Casa de las Asociaciones.

En otra una parte de Alcobendas, Distrito Norte, desde finales de junio y a lo largo de todo el verano, se desarrolló la actividad Espacio Norte-ActivAlcobendas Verano2020. treinta y nueve participantes de edades comprendidas entre seis y doce años pudieron gozar, de lunes a viernes, de actividades grupales al aire libre, en parques infantiles, en la piscina de Valdelasfuentes, al unísono que han efectuado labores de apoyo y refuerzo escolar.

A todo lo precedente se une Emocion-Arte un proyecto llevado a cabo a lo largo de los meses de julio y agosto con pequeños, pequeñas y adolescentes en el que se empleo la pintura, las marionetas, la caligrafía, el teatro… el arte generalmente para favorecer la expresión, las experiencias personales, la comunicación, el aprendizaje…

“Si nos resulta complicado manejar esta situación a los adultos, es simple comprender que, para los pequeños y adolescentes de familias en situación de singular vulnerabilidad, es un reto. De ahí que, esta clase de recursos son esenciales, por el hecho de que aparte de contextualizar lo sucedido, les ofrece herramientas de resiliencia que van a poder aplicar en cualquier instante de su vida”. apunta la concejal de Bienestar Social, Inma Puyalto.